ITV: Todo sobre la Inspección Técnica de Vehículos

31/08/2023

La Inspección Técnica de Vehículos, más conocida como ITV, es un proceso obligatorio que deben pasar todos los vehículos para garantizar su seguridad y cumplir con las normativas de tráfico. Durante esta inspección se revisan diferentes aspectos del vehículo, como el estado de los neumáticos, los frenos, las luces, entre otros, para asegurarse de que cumple con los requisitos establecidos por las autoridades de tráfico.

Exploraremos en detalle todo lo relacionado con la ITV. Explicaremos en qué consiste este proceso, qué aspectos se revisan durante la inspección, cuándo y cómo se debe realizar, así como los posibles resultados de la ITV y las consecuencias de no pasarla. Además, también abordaremos algunas recomendaciones para preparar el vehículo antes de la inspección y resolver algunas dudas frecuentes que suelen surgir en relación a este trámite.

Cuándo debo pasar la ITV de mi vehículo

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es un procedimiento obligatorio que deben realizar todos los propietarios de vehículos para garantizar que estos cumplen con los requisitos de seguridad y emisiones establecidos por la legislación vigente. La periodicidad con la que se debe pasar la ITV varía en función del tipo de vehículo y su antigüedad.

En general, los vehículos particulares deben pasar la ITV por primera vez a los cuatro años de su matriculación y, a partir de ese momento, de forma periódica cada dos años hasta los diez años de antigüedad. A partir de los diez años, la ITV debe realizarse anualmente. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estas periodicidades pueden variar en función de la Comunidad Autónoma.

En el caso de los vehículos de transporte de mercancías y de pasajeros, las periodicidades de la ITV son diferentes. Por ejemplo, los taxis deben pasar la ITV cada dos años a partir del primer año de matriculación, mientras que los autobuses y autocares deben hacerlo cada año a partir del primer año de matriculación.

No hacerlo puede acarrear sanciones económicas y la imposibilidad de circular con el vehículo.

Qué documentos debo llevar para la ITV

Para pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), es importante llevar contigo los siguientes documentos:

  • Permiso de circulación: Este documento es esencial, ya que acredita la propiedad del vehículo y contiene información relevante sobre el mismo, como su marca, modelo y número de bastidor.
  • Ficha técnica: La ficha técnica proporciona detalles específicos sobre las características técnicas del vehículo, como su potencia, peso, dimensiones, capacidad de carga, entre otros. Es importante que esta ficha esté actualizada y en buen estado.
  • Recibo del seguro: Debes llevar contigo el comprobante de pago del seguro obligatorio en vigor. Este documento demuestra que el vehículo está asegurado y cubre la responsabilidad civil frente a terceros.
  • DNI o documentación identificativa: Es necesario llevar tu documento nacional de identidad (DNI) o cualquier otro documento de identificación válido para acreditar tu identidad como propietario del vehículo.
  • Carnet de conducir: No te olvides de llevar tu carnet de conducir en vigor. Este documento es esencial para demostrar que estás autorizado a conducir el vehículo.

Es importante tener en cuenta que, en algunos casos, pueden solicitarse documentos adicionales, como el certificado de empadronamiento o el justificante del pago del impuesto de circulación. Por ello, es recomendable consultar previamente los requisitos específicos de la estación ITV a la que acudirás.

Dónde puedo realizar la ITV

La Inspección Técnica de Vehículos, conocida comúnmente como ITV, es un trámite obligatorio que deben realizar todos los propietarios de vehículos para garantizar su seguridad y cumplir con la normativa vigente. Afortunadamente, existen numerosos centros autorizados en los que se puede realizar la ITV de forma rápida y sencilla.

Los centros de ITV suelen estar distribuidos por todo el territorio, tanto en zonas urbanas como rurales, para facilitar el acceso a los conductores. Estos centros pueden ser tanto públicos como privados, y se caracterizan por contar con personal técnico cualificado y equipos especializados para llevar a cabo la inspección de los vehículos.

Para localizar el centro de ITV más cercano a tu domicilio, puedes utilizar el buscador oficial de la Dirección General de Tráfico (DGT), donde solo tendrás que introducir tu código postal y te mostrará una lista de los centros disponibles en tu área. Además, también es posible encontrar información sobre los horarios de atención, los servicios que ofrecen y los precios aplicados en cada centro.

Cuánto cuesta pasar la ITV

El costo de pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) puede variar dependiendo del tipo de vehículo y de la comunidad autónoma en la que te encuentres. En general, el precio suele oscilar entre los 30 y los 60 euros.

Es importante tener en cuenta que este precio no incluye posibles reparaciones o modificaciones que puedan ser necesarias para que el vehículo cumpla con los requisitos de seguridad establecidos por la ITV. En caso de que se detecten fallos o deficiencias durante la inspección, es posible que sea necesario realizar reparaciones y volver a pasar la ITV, lo cual puede generar costos adicionales.

Algunas comunidades autónomas ofrecen descuentos en el precio de la ITV para determinados colectivos, como personas con discapacidad, familias numerosas o vehículos eléctricos. Además, existen empresas privadas que ofrecen servicios de ITV a precios más competitivos, por lo que puede ser interesante comparar precios y opciones antes de elegir dónde realizar la inspección.

Qué revisan en la ITV

En la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), se realizan una serie de revisiones exhaustivas para asegurar que los vehículos cumplen con los estándares de seguridad y emisiones establecidos por la ley. Algunos de los elementos que se revisan en la ITV son:

  • Luces: se verifica el correcto funcionamiento de todas las luces del vehículo, incluyendo faros, intermitentes, luces de freno y luces de marcha atrás.
  • Neumáticos: se comprueba el estado de los neumáticos, incluyendo la profundidad del dibujo y posibles desgastes o deformaciones.
  • Emisiones: se realiza una medición de los gases emitidos por el vehículo para asegurar que se encuentran dentro de los límites permitidos.
  • Sistema de frenos: se evalúa el correcto funcionamiento del sistema de frenado, incluyendo frenos de disco, tambores y freno de estacionamiento.
  • Amortiguadores: se verifica el estado de los amortiguadores para asegurar que se encuentren en buen estado y no presenten fugas.
  • Chasis y estructura: se inspecciona el chasis y la estructura del vehículo en busca de posibles deformaciones o corrosión.

Estas son solo algunas de las revisiones que se realizan en la ITV. Es importante recordar que cada país puede tener requisitos específicos y adicionales para la inspección técnica de vehículos.

Qué pasa si no paso la ITV

Si no pasas la ITV, tu vehículo no podrá circular legalmente por las vías públicas. Esto significa que no podrás utilizarlo para desplazarte, a menos que sea para llevarlo a un taller o centro de inspección para corregir las deficiencias detectadas y volver a someterlo a la ITV.

Además, si te sorprenden circulando con un vehículo sin ITV en regla, podrás ser sancionado con una multa económica, que varía según la gravedad de la infracción y la antigüedad del vehículo. En algunos casos, la sanción puede incluir también la retirada del vehículo y su inmovilización hasta que se regularice la situación.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que si tienes un accidente con un vehículo que no tiene la ITV en regla, es posible que la compañía de seguros no te cubra los daños ocasionados, ya que estarías incumpliendo la normativa de circulación.

Cuánto tiempo tengo para volver a pasar la ITV si me la han desfavorable

En caso de que tu vehículo haya sido desfavorable en la ITV, es importante que tomes las medidas necesarias para solucionar los problemas detectados lo antes posible. Según la normativa vigente, tienes un plazo de 2 meses para reparar los defectos y volver a pasar la inspección.

Una vez que hayas realizado las reparaciones correspondientes, deberás solicitar una nueva cita en la estación ITV para presentar tu vehículo nuevamente. Es importante destacar que, si no cumples con este plazo de 2 meses, podrías enfrentar sanciones económicas e incluso la prohibición de circular con tu vehículo.

Recuerda que es esencial que las reparaciones se realicen en talleres homologados y que cumplan con los requisitos establecidos por la ITV. Además, es recomendable conservar los comprobantes de las reparaciones realizadas, ya que podrían ser requeridos durante la inspección.

Cómo puedo preparar mi vehículo para la ITV

A continuación te presentamos algunos consejos para preparar tu vehículo antes de llevarlo a la ITV:

  • Limpieza: Antes de llevar tu vehículo a la ITV, asegúrate de que esté limpio tanto por dentro como por fuera. Esto facilitará la inspección y permitirá una mejor visualización de los componentes.
  • Neumáticos: Verifica que los neumáticos estén en buen estado, con la banda de rodadura dentro de los límites legales y la presión adecuada. Además, asegúrate de llevar la rueda de repuesto y la herramienta para cambiarla en caso de necesidad.
  • Luces: Revisa el funcionamiento de todas las luces de tu vehículo, incluyendo faros delanteros y traseros, intermitentes, luces de freno y luces de matrícula. Sustituye cualquier bombilla fundida antes de la ITV.

Además de estos aspectos, es importante que revises el estado de los frenos, la suspensión, los cinturones de seguridad, los retrovisores, los limpiaparabrisas y el sistema de escape. Si detectas algún problema, es recomendable que lo soluciones antes de llevar tu vehículo a la ITV.

Recuerda que la preparación adecuada de tu vehículo para la ITV te ayudará a superarla sin problemas y evitará posibles multas o la prohibición de circular con tu vehículo en caso de no pasar la inspección.

Qué hacer si no puedo ir a la cita de la ITV

Si por alguna razón no puedes acudir a la cita de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), es importante que tomes las medidas necesarias para evitar sanciones y problemas legales. A continuación te mostramos qué hacer en esta situación:

  1. Reserva una nueva cita lo antes posible: Lo primero que debes hacer es solicitar una nueva cita para la ITV. Puedes hacerlo a través de la página web o llamando al centro de inspección correspondiente. Es importante que reserves la cita lo antes posible para evitar retrasos y complicaciones.
  2. Cancela la cita original: Si ya tenías una cita programada y sabes que no podrás acudir, cancela la cita original para que otra persona pueda ocupar ese espacio. Puedes hacerlo a través de la página web o llamando al centro de inspección.
  3. Justifica la ausencia: Dependiendo de la razón por la cual no puedes acudir a la cita de la ITV, es posible que debas justificar tu ausencia. Por ejemplo, si tienes una enfermedad o una emergencia familiar, es recomendable que presentes los documentos correspondientes para evitar cualquier tipo de sanción.

Recuerda que es importante cumplir con la Inspección Técnica de Vehículos en los plazos establecidos por la ley. Si no puedes acudir a la cita programada, sigue los pasos anteriores y asegúrate de reservar una nueva cita lo antes posible para evitar problemas legales y sanciones económicas.

Puedo conducir sin ITV si he pedido cita y estoy a la espera de pasarla

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es un trámite obligatorio que todos los conductores deben realizar para garantizar que sus vehículos cumplen con los requisitos de seguridad y emisiones establecidos por la ley. Sin embargo, es común que surjan dudas sobre cómo proceder si se ha solicitado una cita para la ITV pero aún no se ha pasado la inspección.

En este sentido, es importante tener en cuenta que conducir un vehículo sin ITV en regla puede acarrear sanciones económicas e incluso la inmovilización del vehículo. Por lo tanto, es recomendable no circular sin la ITV en vigor. Aunque se haya pedido cita y se esté a la espera de pasar la inspección, es necesario contar con la ITV en regla para poder circular legalmente.

Es fundamental recordar que, en caso de que se produzca un accidente con un vehículo que no cuenta con la ITV en regla, las consecuencias pueden ser graves ya que la aseguradora podría negarse a cubrir los daños ocasionados. Por lo tanto, es responsabilidad del conductor asegurarse de que su vehículo cuenta con la ITV en vigor antes de circular.

Cuál es el plazo para pasar la ITV de mi vehículo

El plazo para pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) varía dependiendo del tipo de vehículo y de la antigüedad del mismo. Para los vehículos particulares, la primera ITV debe realizarse cuando el vehículo cumpla 4 años de antigüedad, y posteriormente deberá pasar la ITV cada 2 años. Sin embargo, a partir del décimo año de antigüedad, la ITV deberá realizarse anualmente.

En el caso de los vehículos de transporte de mercancías con un peso máximo autorizado superior a 3.500 kg, la primera ITV debe realizarse cuando el vehículo cumpla 2 años de antigüedad, y después deberá pasar la inspección anualmente.

Es importante tener en cuenta que estos plazos son generales y pueden variar dependiendo de la normativa vigente en cada comunidad autónoma. Además, es responsabilidad del propietario del vehículo asegurarse de cumplir con los plazos establecidos y de realizar la ITV en un centro autorizado.

Qué documentos son necesarios para la ITV

Para poder pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es necesario presentar ciertos documentos que acrediten la legalidad y correcto funcionamiento del vehículo. Estos documentos son:

  • Tarjeta de Inspección Técnica: Es el documento que acredita que el vehículo ha pasado las inspecciones técnicas previas y está autorizado para circular.
  • Ficha Técnica del Vehículo: Es el documento que contiene todas las características técnicas del vehículo, como su peso, dimensiones, capacidad, motor, etc.
  • Permiso de Circulación: Es el documento que acredita la propiedad y autorización del vehículo para circular.
  • Seguro Obligatorio: Es el documento que acredita que el vehículo cuenta con un seguro de responsabilidad civil válido.
  • Identificación del Conductor: Es necesario presentar el Documento Nacional de Identidad (DNI) o cualquier otro documento oficial que acredite la identidad del conductor.

Es importante asegurarse de llevar todos estos documentos en regla y actualizados al momento de realizar la ITV. De lo contrario, es posible que no se pueda realizar la inspección y se incurra en multas o sanciones.

Dónde puedo pasar la ITV

La Inspección Técnica de Vehículos, conocida como ITV, es un trámite obligatorio que deben pasar todos los vehículos para comprobar su estado y cumplir con las normas de seguridad vial. Para realizar esta inspección, existen diferentes centros autorizados a lo largo del país donde los conductores pueden acudir.

En cada país existen distintas empresas encargadas de realizar la ITV, por lo que es importante conocer cuál es la entidad responsable en tu localidad. Algunas de las empresas más conocidas son TÜV, Applus+ o ITV SGS. Estas empresas cuentan con una amplia red de centros distribuidos por todo el territorio, por lo que seguramente encontrarás uno cerca de tu domicilio.

Además de las empresas privadas, en algunos países también existen centros de ITV gestionados por organismos públicos. Estos centros suelen ser menos numerosos, pero también son una opción válida para realizar la inspección.

La ubicación de los centros de ITV suele estar estratégicamente distribuida para facilitar el acceso a los conductores. Puedes encontrarlos tanto en las grandes ciudades como en zonas rurales. En la mayoría de los casos, es necesario solicitar una cita previa para pasar la ITV, ya sea por teléfono o a través de la página web de la empresa. Esto permite agilizar el proceso y evitar esperas innecesarias.

Cuánto cuesta pasar la ITV

El costo de pasar la Inspección Técnica de Vehículos puede variar dependiendo del tipo de vehículo y de la comunidad autónoma en la que se realice. En general, el precio oscila entre los 30 y los 60 euros, pero es importante tener en cuenta que este valor puede aumentar si se requieren pruebas adicionales o si el vehículo no cumple con los requisitos mínimos de seguridad.

En algunas comunidades autónomas, existen descuentos para vehículos que utilicen energías alternativas, como los vehículos eléctricos o híbridos. Además, algunas estaciones de ITV ofrecen promociones especiales o descuentos para ciertos grupos de personas, como los jubilados o los desempleados. Por lo tanto, es recomendable informarse sobre las tarifas y promociones vigentes en cada lugar antes de acudir a la ITV.

Es importante mencionar que, si el vehículo no pasa la ITV y es necesario realizar reparaciones o modificaciones para cumplir con los requisitos, estos costos adicionales correrán por cuenta del propietario del vehículo. Por lo tanto, es recomendable realizar un mantenimiento adecuado y periódico del vehículo para evitar sorpresas desagradables durante la inspección.

Qué aspectos revisan en la ITV

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es un procedimiento obligatorio que se realiza periódicamente para garantizar que los vehículos cumplan con los requisitos de seguridad y medio ambiente establecidos por la legislación vigente. Durante esta inspección, se revisan diversos aspectos del vehículo para asegurarse de que cumple con las normas establecidas.

Entre los aspectos que se revisan en la ITV se encuentran:

  • Estado de los neumáticos: Se verifica que los neumáticos estén en buen estado y que tengan la presión adecuada.
  • Sistema de frenos: Se comprueba el estado de los frenos, incluyendo el desgaste de las pastillas y discos, así como el correcto funcionamiento del sistema.
  • Sistema de dirección: Se revisa el estado de la dirección, asegurándose de que no haya holguras y que el volante gire correctamente.
  • Sistema de suspensión: Se verifica el estado de la suspensión, comprobando que no haya fugas de líquido y que los amortiguadores estén en buen estado.
  • Sistema de luces: Se comprueba el correcto funcionamiento de todas las luces del vehículo, incluyendo las luces de posición, intermitentes, freno y antiniebla.

Estos son solo algunos de los aspectos que se revisan durante la ITV. Además, también se verifica el estado de elementos como el chasis, los ejes, los cinturones de seguridad, los retrovisores, los limpiaparabrisas, entre otros.

Cuáles son las consecuencias de no pasar la ITV

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es un procedimiento obligatorio que deben pasar todos los vehículos para comprobar su estado y garantizar la seguridad vial. No pasar la ITV puede tener graves consecuencias tanto económicas como legales.

En primer lugar, si un vehículo no pasa la ITV, no podrá circular legalmente por la vía pública. Esto significa que, si te detienen con la ITV caducada o sin haberla pasado, podrías enfrentarte a una multa y la inmovilización del vehículo hasta que se regularice la situación.

Además, no pasar la ITV también puede suponer la pérdida de puntos en el carné de conducir. Según la legislación vigente, circular con la ITV caducada o sin haberla pasado constituye una infracción grave que conlleva una sanción de tres puntos. Esta pérdida de puntos puede tener repercusiones en tu capacidad para conducir, ya que si llegas a perder todos los puntos, se te retirará el carné de conducir.

Por último, no pasar la ITV puede tener consecuencias económicas. Si no pasas la ITV en el plazo establecido, deberás abonar una nueva tasa cuando quieras volver a realizar la inspección. Además, si circulas sin la ITV en regla y tienes un accidente, es posible que tu compañía de seguros no se haga cargo de los daños ocasionados, lo que implicaría un desembolso económico considerable.

Cuándo puedo volver a pasar la ITV si me la han desfavorable

Si has llevado tu vehículo a pasar la ITV y te la han dado como desfavorable, es importante que sepas cuándo puedes volver a intentarlo. En general, el plazo para volver a pasar la ITV después de un resultado desfavorable es de un mes. Sin embargo, esto puede variar en función de las deficiencias detectadas en la inspección.

Si las deficiencias detectadas en la ITV son leves y no suponen un riesgo para la seguridad vial, es posible que te den un plazo más amplio para solucionarlas. En este caso, te entregarán un informe con los defectos encontrados y un plazo específico para corregirlos. Una vez que hayas solucionado las deficiencias, deberás volver a pasar la ITV dentro de ese plazo establecido.

Por otro lado, si las deficiencias detectadas son graves y suponen un riesgo para la seguridad vial, es posible que te indiquen que debes solucionarlas de inmediato. En este caso, no tendrás un plazo específico para volver a pasar la ITV, ya que deberás solucionar los problemas de inmediato y presentar el vehículo de nuevo para una nueva inspección.

En cualquier caso, es importante que soluciones todas las deficiencias detectadas en la ITV antes de volver a intentarlo, ya que de lo contrario podrías recibir una multa e incluso la retirada del permiso de circulación de tu vehículo.

Cómo puedo preparar mi vehículo para la ITV

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es un trámite obligatorio que deben pasar todos los vehículos para garantizar su correcto funcionamiento y seguridad en la vía pública. Para asegurarte de que tu vehículo cumple con los requisitos necesarios para superar la ITV, es importante que lo prepares adecuadamente antes de la cita. A continuación, te mostramos algunos consejos para preparar tu vehículo para la ITV:

  • Limpieza general: Antes de llevar tu vehículo a la ITV, asegúrate de limpiarlo tanto por dentro como por fuera. Esto facilitará la inspección y permitirá que los técnicos puedan evaluar adecuadamente todas las partes del vehículo.
  • Revisa los elementos de seguridad: Verifica que todas las luces, incluyendo las luces de freno y los intermitentes, funcionen correctamente. Además, asegúrate de que los cinturones de seguridad estén en buen estado y que los airbags no hayan sido desactivados.
  • Comprueba los neumáticos: Verifica que los neumáticos estén en buen estado y que tengan la profundidad de dibujo adecuada, que generalmente es de al menos 1.6 mm. También asegúrate de que los neumáticos estén inflados correctamente.
  • Verifica los frenos: Comprueba el estado de los frenos y asegúrate de que funcionen correctamente. Si escuchas ruidos extraños o sientes vibraciones al frenar, es probable que necesites revisarlos antes de la ITV.

Recuerda que estos son solo algunos consejos básicos para preparar tu vehículo para la ITV. Si tienes dudas o necesitas más información sobre los requisitos específicos de la ITV, te recomendamos consultar con un profesional o revisar la normativa vigente en tu país.

Qué debo hacer si no puedo acudir a la cita de la ITV

Si por alguna razón no puedes acudir a la cita de la ITV, es importante que tomes algunas medidas para evitar problemas futuros. En primer lugar, debes comunicarte con la estación de ITV donde tenías programada tu cita y explicarles la situación. Pueden ofrecerte opciones alternativas, como cambiar la fecha de la cita o incluso cancelarla y programar una nueva.

Otra opción es delegar en otra persona para que lleve tu vehículo a la ITV en tu lugar. En este caso, es importante que la persona que vaya en tu representación cuente con una autorización firmada por ti y una copia de tu documentación, como el permiso de circulación y la tarjeta de inspección técnica del vehículo.

En caso de que no puedas acudir ni delegar en alguien más, es fundamental que contactes con la estación de ITV lo antes posible para explicarles la situación y buscar una solución. En algunos casos, pueden ofrecerte la posibilidad de reprogramar la cita sin penalizaciones.

En cualquier caso, es importante recordar que no acudir a la cita de la ITV puede tener consecuencias legales, como multas e incluso la retirada del permiso de circulación del vehículo. Por eso, es fundamental tomar las medidas necesarias para evitar problemas y cumplir con esta obligación legal.

Puedo circular sin ITV si he solicitado cita y estoy pendiente de pasarla

Es importante tener en cuenta que circular sin la ITV en regla puede acarrear sanciones económicas y la retirada de puntos del carnet de conducir. Sin embargo, si has solicitado cita previa para realizar la inspección y estás a la espera de pasarla, puedes circular sin problemas durante un plazo máximo de 2 meses desde la fecha en que la ITV haya caducado.

Es recomendable llevar contigo la documentación que acredite que has solicitado la cita y la fecha en que se realizará la inspección, ya que en caso de ser requerido por las autoridades, podrás demostrar que estás en proceso de regularizar tu situación.

Debes recordar que este plazo solo aplica si has solicitado la cita previa y estás pendiente de pasar la ITV. Si no has solicitado la inspección o has excedido los 2 meses desde la fecha de caducidad de la ITV, estarás circulando sin la ITV en regla y podrás ser sancionado.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué es la Inspección Técnica de Vehículos (ITV)?

La ITV es un proceso de evaluación periódica que deben pasar todos los vehículos para asegurar que cumplen con los requisitos de seguridad y emisiones establecidos por la ley. Se realiza en estaciones de ITV autorizadas y es obligatoria para circular legalmente.

2. ¿Con qué frecuencia debo pasar la ITV?

La frecuencia con la que debes pasar la ITV varía según el tipo de vehículo y su antigüedad. En general, los vehículos particulares deben pasar la ITV cada 2 años a partir del cuarto año de matriculación. Los vehículos comerciales y de transporte público tienen que pasar la ITV con mayor frecuencia.

3. ¿Qué documentos necesito para pasar la ITV?

Para pasar la ITV, debes llevar contigo la tarjeta de inspección técnica del vehículo (ficha técnica), el permiso de circulación, el recibo del seguro y el distintivo de la ITV anterior (si lo tienes). Es importante tener todos estos documentos en regla y actualizados.

4. ¿Qué aspectos revisan en la ITV?

En la ITV se revisan diferentes aspectos del vehículo, como los sistemas de frenos, dirección, luces, neumáticos, emisiones contaminantes, sistema de escape, carrocería, entre otros. El objetivo es verificar que el vehículo cumple con los estándares de seguridad y medioambientales establecidos.

Aitor Linares Rodriguez

Ha pasado muchos años trabajando en talleres y ha creado su propio taller. Ahora comparte sus conocimientos con otros a través de tutoriales, libros y webinars. Su enfoque práctico y de sentido común han hecho que sea una figura popular entre los profesionales del sector. Es respetado por su experiencia y conocimiento para ayudar a otros a solucionar problemas mecánicos y electrónicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos tecnologías como las cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. Lo hacemos para mejorar la experiencia de navegación y para mostrar anuncios personalizados. El consentimiento a estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o los ID\'s únicos en este sitio. No consentir o retirar el consentimiento, puede afectar negativamente a ciertas características y funciones. Más información